jueves, 4 de febrero de 2016

Solo Island Magic por Jose Rosendo

Con esta transcripción realizada por nuestro colega y colaborador Jose Rosendo, inauguramos una nueva sección donde intentaremos traeros las partituras de los mejores temas o momentos baterísticos de la historia, además, con un texto de la persona que hizo el trabajo en la mayoria de las ocasiones.

Sin más, os dejo con el fabuloso trabajo de Jose Rosendo, de trascribir el solo de un monstruo como Dave Weckl...


Todo un honor para éste humilde servidor el hecho de inaugurar una nueva sección en Massbateria. Para la ocasión, tengo el placer de traer una transcripción corta, pero muy interesante, de una de mis principales influencias: Dave Weckl

Estoy al corriente de que muchos de vosotros me conoceréis por moverme principalmente en ámbitos más metaleros, pero no es ningún secreto que me gusta estudiar y aprender sobre cualquier estilo musical. El principal motivo de decidirme a realizar la transcripción de éste solo es el hecho de encontrarme estudiando "Island Magic", tema incluido en el plástico llamado Master Plan, que a mi juicio es el disco más completo del mago de la fusión.

Me gustaría hacer un pequeño comentario acerca del proceso de transcripción que he seguido, así que poneos cómodos, coged vuestras baquetas y prestad atención. 

¿Por qué transcribir? En mis inicios con la batería, comencé de forma prácticamente autodidacta, salvo por alguna clase esporádica. Me resultaba muy frustrante no poder asimilar y entender todo lo que oía en los discos que me gustaban. Empecé a adquirir algunos métodos muy básicos de lectura por mi cuenta y a tratar de deducirlos poco a poco, lo que me llevó a comenzar a escribir (con más desatino que acierto, todo sea dicho) partes fáciles de canciones y patrones de mi propia cosecha.

 Muy pronto me percaté que la transcripción era un método fantástico para educar el oído y aprender cosas que de otro modo, me estaban vetadas. Ese break que parecía imposible, o ese ostinato que me traía de cabeza pronto resultaron bastante más asequibles de lo que parecían en un principio. Sólo era cuestión de mucha paciencia y práctica. A día de hoy, recibo en mi aula un buen número de alumnos obsesionados con la técnica y la velocidad, y se sorprenden mucho cuando comienzo a trabajar en dictados rítmicos y transcripciones dentro del temario de mis clases. 

Poco a poco van abriendo la mente hacia los beneficios de ésta práctica, y a menudo vienen con sus propias partituras para que las examine y corrija. No hay duda que el fomentar este proceso (que no es otra cosa que escuchar con suma atención y concentración) favorece positivamente la forma en que ellos escuchan, perciben y entienden la música y el vasto entramado que la rodea. 

A la hora de empezar a estudiar Island Magic, lo único de lo que pude disponer fue de una partitura que, a excepción de las consabidas marcas de ensemble y sección, dejaba entrever una interpretación bastante Ad Libitum. No obstante, el solo en cuestión, me llamaba poderosamente la atención. Desde el vocabulario hasta la orquestación, pasando por el uso tímbrico, me pareció que merecía mucho la pena una disección detallada del mismo. Y aquí os la traigo, no olvidéis que aunque la intención sea transcribirlo nota por nota, es únicamente una aproximación realizada lo más fidedignamente que me ha sido posible; la transcripción perfecta no existe. 

Para trabajar en ésta partitura he utilizado la herramienta más útil de la que podemos disponer si queremos que el proceso sea mucho más cómodo, exacto y llevadero. Se trata de un programa de ordenador llamado Transcribe!, que cuesta menos de cuarenta dólares y os aseguro que merece la pena cada céntimo que invirtáis en él. ¿Qué lo hace tan fantástico? A parte de un manejo sorprendentemente fácil e intuitivo, Transcribe! nos permite bajar a voluntad la velocidad del tema, para poder así escuchar mucho más fácilmente todas y cada una de las notas. 

Existe una gran variedad de programas que nos permiten hacer algo similar: Audipo, AudioSpeedChanger... pero todos pecan en lo mismo: a mayor bajada de velocidad, más se distorsiona el sonido. Transcribe! nos permite bajar sustancialmente la velocidad de una pista de audio sin que ésta se deforme, y os aseguro que la claridad es de agradecer. Sobre todo en el ámbito de los graves, donde podremos escuchar con facilidad los golpes de bombo. 

Teniendo clara la herramienta a utilizar, el siguiente paso a seguir ha sido deducir el compás. O sea, simplemente dar unas cuantas escuchas y contar unidades de tiempo hasta encontrar la métrica que nos resulte más cómoda. Después de esto, he descompuesto al máximo todas las frases, compás por compás, y he ido escribiendo un elemento cada vez. Primero el bombo, luego la caja, posteriormente el hihat... mucho más efectivo que tratar de escribir todo de una sola vez. 

Además, así el margen de error es mucho menor. Por último, me he tomado la libertad de añadir los stickings; es decir, las combinaciones de manos que a mí me resultan más naturales para encarar las distintas frases y sus respectivas orquestaciones. Llegados a este punto podéis estar de acuerdo o usar otros stickings con los que os sintáis más cómodos, a gusto de cada uno. ...Y eso es todo. 

Hemos llegado al final del artículo. Recordad que la educación del oído es algo vital para todos los músicos, y la transcripción es un vehículo fantástico para lograr unos avances asombrosos. Espero que disfrutéis tanto estudiando el solo de Island Magic como he disfrutado yo transcribiéndolo. 

>/center>




ingresa aquí tu email:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Que te ha parecido esta entrada? Queremos saber tu opinión, gracias :)