sábado, 11 de julio de 2015

Fortaleza mental del músico. Claves para no fallar

 

Conseguir esto, bolo tras bolo es muy complicado y efectivamente, muchas veces fallamos, estamos de mal humor y todo eso se transmite y la verdad, nos hace un flaco favor.



Hola massbateriamaniacos!! Hoy, una entrada sobre un tema del que creo que no se habla mucho o quizá ni lo lleguemos a pensar. Me refiero a la fortaleza mental del músico.
Normalmente, la gente nos ve subir a un escenario, afinar, tocar...disfrutando. Como que somos los seres más felices y más seguros de todo el planeta. Lo que muy pocos se plantean, es el trabajo mental de preparación que tenemos los músicos antes de subir a un escenario.

En un concierto, aún cuando todo vaya rodado (me refiero a una buena prueba de sonido, no se nos ha olvidado nada, nos encontramos bien, con buen rollo, etc.) aún así, estamos fuera de nuestro local de ensayo, ante una audiencia y si tenemos un mínimo de pudor y orgullo por el trabajo bien hecho, tendremos sobre nuestras espaldas una considerable carga de stress, aunque no nos demos cuenta.

Conozco a más de un músico al que el miedo escénico y la ansiedad han podido más que él y ha tenido que dejar los escenarios. Todo ello es debido, a que, para afrontar un espectáculo en directo, hace falta una buena preparación sicológica y sobretodo una gran fortaleza mental.

Parto de la base de que tu trabajo te gusta, de que te debes a tu música y sobretodo, te debes a esas personas que han venido a ver lo mejor de ti, para pasárselo en grande. Ellos no saben si tu mujer te ha dejado, te duele la cabeza o tienes una indigestión...si no has podido pagar la hipoteca o tu hijo se ha metido en líos. Cuando subes al escenario, te transformas y la gente, hasta tus seres más cercanos, ya no te ven como zalguien normal. eres ese ser especial, que va a lograr que por unas horas, olviden quienes son, sus problemas y los transportes a otro lugar, lejos del día a día y la rutina.

Conseguir esto, bolo tras bolo es muy complicado y efectivamente, muchas veces fallamos, estamos de mal humor y todo eso se transmite y la verdad, nos hace un flaco favor.

No me considero un experto ni mucho menos, pero os voy a dar ciertas claves que a mi al menos, me ayudan a sobrellevar esa responsabilidad. Sé que muchos pensarán que no tienen porque dar lo mejor de sí mismos en un escenario. Yo no soy de esos. Desde que tengo uso de razón, mi sueño ha sido subirme a un escenario y hacer a la gente vibrar y desinhibirse. En este caso tocando la batería. si tú piensas como yo, continúa leyendo...

LAS CLAVES

  1.  El entorno en el que vivas es fundamental para tener las pilas cargadas y preparadas. Díle que no a la gente negativa. Eso no te lleva a ningún sitio. Los consejos son buenos, si no van a hacerte daño. Piensa que ha gente muy mala por ahí intentando que te caigas.
  2. Primeramente y aunque parezca obvio, piensa en positivo siempre. Pase lo que pase, siempre hay varias maneras de ver las cosas. Coge el lado bueno. Eso te va a preparar para que lo negativo te afecte menos e incluso que le puedas dar la vuelta.
  3. Es importante que tu pareja apoye lo que haces. Francamente, es casi imposible que disfrutes y hagas disfrutar si la persona que está a tu lado, no te apoya. Tienes que ser capaz de detectar eso cuanto antes y ponerle solución. Primero eres tú y luego tú.
  4. Intenta que tu música no sea el centro de tu universo. Proponte vías de escape donde refugiarte cuando todo se te venga encima. Créeme, te va a pasar.
  5. Afronta los ensayos de manera profesional. La mejor preparación que se me ocurre para no fallar en un escenario, es tenerlo todo bien atado y el llevar todas las canciones definidas y la estructura del directo clara, te asegura un 80% del éxito y el no venirte abajo.
  6. Una vez en el escenario, ten todos tus sentidos alerta. De nada vale que hayas ensayado como un loco, exigiéndote a ti y a la banda el 500% y que luego, por un par de cervezas de más o algún porro o algo más, lo eches todo a perder. Eso es patético y te lo digo desde la experiencia.
  7. La edad no es impedimento para que te creas especial. Una vez en facebook leí un comentario como que al llegar a una cierta edad, ya no tienes nada que hacer en la música. Nada más lejos de la realidad. con la edad adquieres experiencia y si en los años anteriores has trabajado con perspectiva, al final, todo da sus frutos. Por otro lado, no creas que al ser muy joven no te van a tener en cuenta. Aunque empieces, mantén siempre una actitud profesional, pero respetuosa y humilde. Ni te imaginas las puertas que esa actitud te puede abrir.
  8. Deja las cargas en la puerta. Coge una mochila imaginaria y llénala con todo lo que te agobia y te empequeñece ya la subir al escenario, dejala colgada en la puerta del camerino. Te aseguro que cuando vuelvas estará allí, peor habrás podido hacer tu trabajo y disfrutar sin interferencias.
  9. Sé el protagonista. El escenario es tu reino y ahí mandas tú!! (y tu banda claro está) La gente viene a verte a ti. Dales el espectáculo que buscan y nunca, nunca, nunca, te disculpes por nada. Me refiero a que si el sonido no es el correcto, no es por ti, si llueve, no es por ti!! Haz que la gente disfrute, que la magia fluya y que sea un día especial. Ese es tu trabajo como músico, hacer que la gente olvide el mundanal ruido.
Todas estas claves a mi me funcionan perfectamente, pero no olvides que no somos máquinas. También fallo como todos. La idea es que esto suceda lo menos posible.
que tengáis un buen fin de semana!!


ingresa aquí tu email:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Que te ha parecido esta entrada? Queremos saber tu opinión, gracias :)