sábado, 31 de enero de 2015

Carlos Gamón en massbateria

portada de carlos gamón

Prácticamente los tornillos del bombo sirven para aguantar apenas el parche. Con estas configuraciones consigue un sonido gordo, arenoso, muy soul y desde luego con un sabor especial.


Carlos Gamón fue uno de los protagonistas del pasado Rasch Drums Show y por supuesto, era de justicia hacer una reseña completa dedicada a él.

Nacido en el bajo Aragón, la percusión siempre ha formado parte de su vida, ya que las tamboradas de Alcañiz, son casi una forma de vida allí. Empezó tocando el saxo pero pronto lo abandonó por la batería y hasta el día de hoy, no le ha abandonado ni un solo momento.
Es conocido por haber tocado varios años con Amaral, en sus principios y por sus trabajos con El Canto del Loco, Dani Martin y un sinfín de trabajos de estudio, para los que es requerido cada vez más, por lograr un sonido inconfundible y lo que todo batería anhelamos, un estilo propio.

Tuve el placer y el honor de asistir a su clínic y luego estuvimos un buen rato conversando a modo de entrevista improvisada, que más abajo dejaré colgada.

Carlos Gamón es una persona serena, de porte serio, en principio poco hablador, pero sólo como impresión porque luego descubres varias cosas: primero, que le encanta conversar de la batería, sus sonidos y sus posibilidades y segundo, que le encanta transmitir información y que está muy al día de lo que acontece en el panorama musical español.

Hablando del sonido de Carlos Gamón, se puede definir con tres palabras, gordo, groove, pesado. Medidas enormes en todos los elementos, sirva como muestra decir que usa crash de 16" a modo de hi hat y Rides Constantinoples de Zidjian de 20" como crash, pasando por bombos de 24 o 26", tom de 13" y bases de 16" o 18" Además, todo muy grave. Prácticamente los tornillos del bombo sirven para aguantar apenas el parche. Con estas configuraciones consigue un sonido gordo, arenoso, muy soul y desde luego con un sabor especial.

A la hora de practicar y ensayar, Carlos Gamón es el slogan viviente de "menos es más" y es capaz de tirarse 6 horas practicando un sencillo groove hasta hacerlo sonar como el quiere. La velocidad en el circuito. Uno de sus libros de cabecera a la hora de estudiar es el New Breed de Gary Chester, aunque como el mismo dice, no es bueno cerrarse a un método o a una forma de interpretarlo.

Uno de los asistentes le preguntó s i alguna vez había dado clases por necesidad económica y el tranquilamente respondió que no, que por suerte o por desgracia, nunca le ha hecho falta. Desde que él recuerda, nunca le han faltado los conciertos ni las grabaciones. es más, actualmente da clases  a un reducido grupo para extraer de ellos lo que le transmiten. al fin y al cabo, de todos aprendemos.

La verdad, fue una conversación muy reveladora y un clínic donde habló más que tocó, pero es que es una persona que tiene mucho que transmitir. Por mi parte, espero poder coincidir de nuevo con Carlos, porque se me quedaron un montón de cuestiones en el tintero.
Sin más, os dejo con la entrevista. Un saludo y sed felices!!



En unos días, nueva entrada y que además, seguro que levanta ampollas!! Mientras tanto, os dejo con Carlos Gamón y su peculiar estilo. No olvidéis comentar la entrada y sobretodo, compartirla. Un saludazo!!


ingresa aquí tu email:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Que te ha parecido esta entrada? Queremos saber tu opinión, gracias :)