miércoles, 21 de mayo de 2014

SECUENCIADORES, CAJAS DE RITMO Y ESOS LOCOS CACHARROS. LOS INICIOS.



Hola amigos. Hoy comenzamos en massbateria, una serie de capítulos sobre los secuenciadores, cajas de ritmo y esos locos cacharros. Que nadie se me asuste, que no es para tanto jejejeje.
Esta serie de artículos no van a ser escritos por mí, sino por un verdadero entendido en la materia como es Héctor Moltó, del cual hablábamos unas reseñas atrás.
Héctor siempre ha sido una persona muy vinculada a todo lo que signifique programación y secuenciación, desde sus inicios hasta hoy en día y os aseguro que es un honor y una suerte, el contar con él para explicarnos este oscuro mundo, que tantas veces vemos lejano de nuestros parches.


Pero creo que hoy en día, si queremos vivir de nuestro instrumento, es preciso que entendamos los inicios de la programación y como trabajan los secuenciadores, cajas de ritmo, las baterías electrónicas, los ordenadores y por supuesto programas como Cubase, Nuendo o Logic, por nombrar sólo unos cuantos. Es más, ahora más que nunca, hemos de trabajar con ellos codo con codo y saber movernos en este mundillo electrónico.

El material que nos ha cedido Hector Moltó, es 100% de su autoría y así vendrán firmados todos los artículos sobre secuenciación.

Esperemos que hayan muchas más colaboraciones con Héctor, porque además, es un magnífico profesor del cual podemos aprender un montón de cosas. Y como este es su espacio y no el mío, os dejo con el primer capítulo, Secuenciadores...

LOS SECUENCIADORES

Akai mpc60
Akai MPC60
Los Secuenciadores ¡Vaya Máquinas! Seguro que más de una vez te has quedado alucinando con lo que hacen estos “cacharros” hoy día, y es que, desde luego, impresionan. Pero no hay que tenerles miedo y desde luego, pueden ser muy buenos amigos. En si mismo, un Secuenciador no es más que un aparato o programa capaz de almacenar y reproducir información en forma de secuencias, a una o varias velocidades, por medio de un mecanismo de “reloj” (aunque no de los que marcan la hora). A esto le añades unos sonidos de Percusión y tenemos una Caja de Ritmos. ¿Dónde está la historia?, pues en aprenderse un poquito el funcionamiento de este tipo de máquinas (o sea, tirar de manual y foros).
 Todas son muy similares, podrán cambiarte la forma, el número de botones, el orden de las funciones, el nombre de alguna de éstas, pero en definitiva, todas hacen más o menos lo mismo, Grabar y Reproducir Bloques de Información. Por supuesto, tiene muchas variantes más o menos ricas, más o menos complejas, pero recuerda, todo gira en torno a eso. No está tan alejado de un grabador cualquiera (de concepto, ojo).
 A continuación veremos qué cosas podemos hacer con un Secuenciador y como ejemplo escogeremos una Caja de Ritmos. Como hemos dicho, el concepto más elemental es la Caja de Ritmos, por tres razones:
  • Trabaja como un solo Instrumento, una sola Pista, un solo Canal MIDI. Y podemos usarlo de forma independiente. 
  • Tiene todos los elementos básicos de la Secuenciación: Grabar y Reproducir Secuencias, Editarlas, Sonidos, MIDI, Crear canciones, etc.
  • Puede actuar como Maestro o Esclavo de un Montaje MIDI.
 Una vez ya sabes porqué he escogido la Caja de Ritmos como ejemplo, vamos a ello. Pero primero, un poquito de Historia.
 El comienzo comercial de las Cajas de Ritmos fué hacia mediados de lo años 70 del pasado siglo y eran unas máquinas bastante limitadas vistas actualmente, pero en su momento fueron muy útiles a todos aquellos artista y/ó interpretes que buscaban un acompañamiento y no disponían de más Músicos. Para que te hagas una idea, era como sacar la sección de acompañamiento de los Órganos de Mueble, aquellos que tenían Rock 1, Rock 2, Vals, Marcha, Tango, Bossanova, etc. Realmente, eran como juguetitos.
 Más adelante se les incorporó la posibilidad de poder tocar los Sonidos que formaban estos Ritmos independientemente, accionando unos botoncitos con Sonidos que imitaban Bombos, Cajas y Platos y además permitían que tú grabases 2 ó 3 Patrones propios.

 A principios de los años 80 hubo un gran salto, que dio a conocer lo que hoy conocemos como Caja de Ritmos. Aparecieron aparatos con Sonidos mucho mejores, que por medio de síntesis imitaban muy bien los Sonidos reales de una Batería, además podían crearse patrones con estos Sonidos y Encadenarlos para crear canciones y la Gran Novedad: tenían Salidas de Audio para poder Grabar las Secuencias directamente, sin Micros. 
Roland TR8 y 909
Roland TR8 y 909
Una vez apareció el concepto de Caja de Ritmos como Unidad Autónoma, los fabricantes se lanzaron a una carrera de mejoras y prestaciones y este concepto avanzó (Roland TR-808/909) hasta llegar a su máximo exponente y el más popular, fabricado por YAMAHA, la RX-5. 
Esta Caja de Ritmos tenía unos Sonidos muy buenos, sintéticos, que imitaban los reales con Bancos muy completos de varios Bombos, Cajas, Toms, Percusión Latina y también podía leer Tarjetas de Sonidos con Bajos, Nuevas Percusiones, Efectos, Voces de Mambo, etc., además su capacidad de Memoria era muy amplia (para su época).
Permitía también guardar Bancos de Canciones en Tarjetas de Memoria y
¡Atención! poseía Salidas y faders Individuales para diferentes Instrumentos. Ya se podía trabajar en Estéreo y por supuesto, tenía MIDI, pues éste ya se estaba generalizando. 
Hasta aquí las Cajas de Ritmos que se convirtieron en un elemento básico en la Producción Musical Moderna. Pero, ya a mediados de los 90 cogieron mucho peso los Secuenciadores por Ordenador, con programas mucho más potentes que podían trabajar con varias pistas a la vez, aprovechando los Sonidos de Teclados, Módulos de Sonido y Cajas de Ritmos ... ¿Qué ocurrió? Que las Cajas de Ritmos cayeron en cierto desuso, aunque seguían con cierta vigencia a nivel doméstico y como apoyo de Líneas de Percusión en trabajos digamos “menores” o “secundarios”
 Aún así, las Cajas de Ritmos han seguido evolucionando, incorporando nuevas prestaciones y mejorando las que ya tenían, dándoles mayor capacidad, mayor flexibilidad de edición y mejores sonidos y efectos, incorporando el Sonido P.C.M. (Pulse Code Modulation) que ya no imitaban Sonidos reales sino que son Grabaciones Digitales de Sonidos reales, que se almacenan en la Memoria de la Caja de Ritmos. 
Yamaha RX5
Yamaha RX5
Su máximo exponente fue la AKAI ‘Roger Linn’ MPC 60 que, iniciados los 90 se convirtió en un sueño hecho realidad, seguida, que no flanqueada por la R8 de Roland.
 Posteriormente, el desarrollo de las workstations (de las que ya hablaremos) y el software, con todas sus capacidades virtuales, funciones, posibilidades y combinaciones de todo ello junto han ‘democratizado’ su uso, pero no olvides que en el entorno profesional no sólo existe CUANTO puedes hacer si no CÓMO y la eficiencia de lo que haces. 
Hoy por hoy y al margen de app’s, tablets y demás múltiples opciones, la Caja de Ritmos ocupa un lugar propio dentro del mundo del Sonido Digital y dentro del campo de los Secuenciadores. Como Instrumento complementario dentro de un montaje MIDI “completito” es muy útil pues en general, los Sonidos Percusivos actuales son muy buenos y nunca está de más tener un segundo Secuenciador.
A nivel de trabajo para Baterías, como tú y yo, es una herramienta a mi criterio indispensable, pues piensa la enorme cantidad de ventajas que se obtienen de un aparato que te permite elaborar Ritmos Complejos (al margen de los loops que te puedas encontrar) que puedes trabajar a diferentes velocidades, un perfecto Block de Notas para tus ideas, un Metrónomo super eficaz para desarrollar un buen Tempo para tocar... En fin, otro Batería metódico, exacto y dispuesto a hacer lo que tú le digas para que tú mejores como Batería y te aseguro que se mejora un montón. Sino pruébalo, coge los ejercicios que más te gusten y combínalos con diferentes Patrones, sácale jugo, porque de la cantidad y calidad de ese jugo es de lo que depende tu Esencia como Batería y ese jugo se llama Sudor.
 Bueno, ahora vamos a lo práctico. Voy a intentar mostrarte gráficamente lo que hacen las Cajas de Ritmos, al margen de las marcas, modelos y colores. En síntesis solo hacen cuatro cosas, usar Sonidos, crear Kits o Sets de Batería con estos Sonidos, hacer Patrones y canciones y sus funciones MIDI y extema...
Héctor Moltó
Bueno, pero será en el próximo capítulo. Ahora, para que os alegréis la vista, os dejamos un vídeo de Héctor Moltó con su nuevo proyecto, que además viene perfecto para este artículo...


Como podéis ver, es un tema intenso, pero explicado así, hasta yo lo comprendo. A partir de la próxima entrega, ya nos meteremos mucho más en materia, porque creo, que todo baterista que se dedique profesionalmente, debe al menos, entender como funcionan las máquinas.
Un saludo bien grande desde Gandia, Valencia, España. Espero que os haya gustado y que nos déis una alegria al compartir esta página. 
ingresa aquí tu email:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Que te ha parecido esta entrada? Queremos saber tu opinión, gracias :)