miércoles, 28 de mayo de 2014

Memoria muscular y la bateria

MEMORIA MUSCULAR Y LA BATERIA



Hola amigos de massbateria. Vuelvo a hablar de uno de mis temas preferidos y más fascinantes, la memoria muscular y la bateria. En primer lugar, hemos de explicar en qué consiste la memoria muscular y cómo nos afecta en el desarrollo de nuestras habilidades en la batería.

La frase "memoria muscular" en parte encierra una mentira. No es que el músculo tenga neuronas, pero hay una interconexión entre los músculos y el cerebro, de manera que cuando una acción la has repetido infinidad de veces, llegamos a hacerla inconscientemente. Hay quién dice que entre 3000 y 5000 repeticiones. Un ejemplo de esto es cuando aprendes a conducir. al principio has de recordar conscientemente cada movimiento, pensarlo y luego realizarlo. Al cabo de un tiempo, son asimilados por el cerebro y los músculos y éstos se convierten en acciones-reflejo, movimientos que no pensamos, pero que realizamos perfectamente.

"Aprender a tocar la batería bien, no tiene ningún secreto. Es cuestión de realizar bien las repeticiones necesarias de cada ejercicio."



 La figura de un profesor de batería es casi siempre fundamental cuando empezamos a tocar. Seguro que todos habéis oído la célebre frase "tengo muchos vicios a la hora de tocar" y lo que éstos cuestan de cambiar! Qué es lo que ha pasado en este caso? Que hemos aplicado mal la memoria muscular. Cuando el cerebro y el músculo trabajan y memorizan un movimiento, lo pueden "archivar" bien o mal, es decir, que podemos repetir un break 5000 veces mal tocado y así es justamente como quedará memorizado, mal.

Casi sin darnos cuenta, acabamos de descubrir la mejor herramienta que tenemos para dominar nuestro instrumento: la memoria muscular y las repeticiones. Se ha dicho en infinidad de sitios, que los bateristas somos en cierto modo, deportistas de élite y como tales, deberíamos entrenarnos.
Ahora vamos a explicar en unos pocos puntos, de qué manera hemos de trabajar cada ejercicio para sacarles  el máximo a cada uno.


CLAVES PARA TRABAJAR CON ÉXITO LA MEMORIA MUSCULAR

  1. Hazlo bien. Posiblemente al principio, no sepas como se realiza exactamente un ejercicio. pide ayuda a tu profesor o a un colega más experimentado, que te explique bien el ejercicio para no memorizarlo mal. La memoria guarda hasta las imperfecciones. Cuanto más exacto y definido sea el movimiento, mejor. Porque si no, volver a reeducar un músculo, cuesta mucho más.

  2. Desmóntalo. Este punto es fundamental. Analiza bien cada movimiento de tus dedos, muñecas, brazo y antebrazo...vamos, todos las posiciones de cada parte de tu cuerpo implicados en el ejercicio o técnica que estés aprendiendo. Es decir, trocea cada segundo del ejercicio, visualiza a cámara lenta cada uno. Cuanto más detallista seas en este punto, mejor y más fluido te saldrá el patrón o break que estés aprendiendo.

  3. Leeeeentamente. Lo mejor y más importante para aprender algo, es hacerlo lentamente. No corras!! ¿porque corres? Las prisas nunca son buenas y en el caso de la batería, es lo peor que podemos hacer, ya que si los hacemos rápidos y sin precisión, estaremos desde el primer momento, fijando mal el movimiento. Cualquier ejercicio por complicado que parezca a su velocidad real, no lo es tanto al ralentizarlo. Es más todos se reducen a 4 técnicas contadas que todos conocemos, pero tocadas muy rápidamente. Entonces, cuanto más lento practiquemos, más lejos llegaremos. Una buena idea para aplicar estos principios, es reproducir el movimiento que queremos copiar, a cámara lenta con nuestro ordenador y fijarnos bien cómo lo hace.

  4. Repite, repite, repite....y por si no lo he dicho...repite. Este es la cuarta clave y no por ello menos importante, repetición. La repetición crea el hábito y el hábito la habilidad. Cuanto más repitas, mejor se quedará fijado al cerebro ese movimiento, por tanto, nos saldrá más fluido y bonito.

  5. Mucha, mucha paciencia. No tengas prisa. Esto es algo fundamental. Cualquier batería que sea tu ídolo, ha pasado miles y miles de horas repitiendo, diseccionando, analizando cada movimiento hasta lograr la perfección, tanto en la ejecución como en el sonido. Sólo así se logra llegar a lo más alto.

  6. Haz ejercicio después del estudio. Hay varios experimentos realizados al respecto, que aseguran que después de memorizar un ejercicio, un poco de deporte fija a nuestro cerebro mucho mejor lo aprendido y esto también sirve para los estudios.
Como podéis ver, la memoria muscular es nuestra mejor arma a la hora de tocar la batería. Una cosa quiero decir. Cuando hablamos de repeticiones, no es que tengas que estar mil años para cada ejercicio, pero sí el tiempo suficiente. Tened en cuenta que aquí no hay atajos. Si trabajáis siguiendo estos puntos, el éxito lo tenéis asegurado.

¿Cuando sabemos que lo hemos repetido lo suficiente? Cuando lo hagamos sin pensar, que sea un acto reflejo. Si los paraddidles y los dobles te salen sin pensar, si los breaks y los ritmos en una jam salen de tu cuerpo por sí mismos, es que has logrado tu objetivo.
Uno de los bateristas que son un máximo exponente de lo dicho en este post, es el gran Quim Solé, profesor de profesores afincado en Barcelona y defensor acérrimo de la repetición lenta y segura.

Aquí tenéis unos enlaces donde podréis indagar un poco más en el tema:
http://blog.smartsalus.com/que-es-la-memoria-muscular/
http://blog.hsnstore.com/la-memoria-muscular/

Es difícil conseguir material audiovisual de Quim Solé pero rebuscando por ahí, hemos conseguido este documento de la quedada de batacas.com en el 2005. Disfrutadlo porque no tiene desperdicio!


¿Te ha gustado?¿Crees que nos hemos dejado algo en el tintero? Estaremos encantados de recibir tus sugerencias aquí mismo en los comentarios.
un saludo y que paséis buena semana!!!

ingresa aquí tu email:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Que te ha parecido esta entrada? Queremos saber tu opinión, gracias :)