jueves, 20 de marzo de 2014

ARMANDO A. CAPOTE CREADOR DOCENTE Y BATERISTA


Hoy tengo el GRAN HONOR y lo pongo con mayúsculas para que quede patente, de hablar de una persona, un artista, en gran medida desconocido, que lleva muchos años trabajando por y para la enseñanza de la batería y percusión, a todos los niveles y todas las edades. Se trata del maestro, baterista, pintor y gran persona, Armando A. Capote, también conocido como Mandi Capote.

Este mundo esta lleno de casualidades y el que nos conociéramos Mandi y yo, es una de tantas. Fue a través de Facebook y de nuestra afición y pasión por la batería. Ya en su día me pasó uno de sus libros por PDF y tengo que deciros que actualmente es uno de mis libros de referencia.

Mandi me pidió que no lo compartiera por salvaguardar su obra y así lo hice. El libro es un sistema para aprender batería básicamente gráfico, muy colorido y para nada aburrido. Ya hablaremos más en profundidad de sus libros y métodos, porque Mandi tiene bastantes más creaciones en torno a la batería.

Mandi Capote es canario de nacimiento y de corazón y actualmente reside en Barcelona. Como estudios destacados, decir que fue alumno del Berklee College of Music de Boston donde se graduó Cum Laude (la máxima calificación) y eso le supuso conseguir la beca Fullbright. Desde 1992 homologado por real decreto "Profesor Superior de Composición, Armonía, Contrapunto y Orquestación"

Aqui tenéis los títulos de algunos de sus libros...
La Batería Básica. (Editorial Bellaterra.) Los Espacios Contenidos, El Código 0073, Ritmos de Nuestro Planeta, Mecánica Ternaria, Phrasing with Diddles: A Sticking Dictionary. (Trafford Publishing Edit.). Percussion Folder: 10 Rhythms for the Classroom, La B”habla”tería, Ghost Notes: Vol. 1-3, Fundamental BD Lines: Vol. 1-3, Ternary Phrasing with Diddles and Singles, A Way to the Double Roll. (Auto publicados). Creador del sistema de “Drummer In A Box”, cartas de ritmos y juegos didácticos; diseñador de los sistemas numérico, silábico, gráfico y alfabético de lectura de ritmos. Creador del “Chords and Scale Scratcher.”

También a organizado y organiza cursos como:
Curso Walter Thomson (Soundpainting) en Bellaterra, Taller de Nantha Kumar (Tabla Master) en Tenerife. Seminarios de Ed Uribe (Ponente Norteamericano) en Barcelona y Canarias. Seminario Berklee College of Music 1996 en Canarias.

Además es pintor, ha sido profesor en varias academias y ha tocado con artistas como...
Stereocode, Diego Hdez, Luismo Valladares, Jose Pedro Pérez, Juan Belda y Jorge Pardo, David Quevedo, Javier Segura, Cigano, Arte Moderno, Skalectric, Caballo, Samara, Island.

Y compositor de bandas sonoras, documentales, espectáculos multimedia, etc. Un artista con mayúsculas...

No podíamos concluir esta reseña sin antes hablar con Mandi Capote...


1 - ¿Cuál es el primer recuerdo que tienes musicalmente hablando?

Bueno, sé con certeza que de la franja temporal entre mi llegada al mundo y los tres años no me acuerdo de nada. Así que no sé si mi primer contacto con esta ilusión maravillosa es el de mi madre cantándonos. Para mi formación hay momentos importantes conformados por algunas situaciones y sensaciones profundas. Si alguien desenterrara esas raíces del “jardín de mi música” me harían sentir incompleto e infeliz: Los discos de jazz romántico de mi padre, la voz cariñosa de mi madre cuando cantaba, las tardes jugando alrededor del piano en casa de mi abuela o mis primeras clases de timple, en las que, en lugar de interesarme por el instrumento, camelaba a mi paciente profesor para que me masajeara los hombros “…porque me duelen mucho”, cuando en realidad era porque no había estudiado. Recuerdos graciosos, cariñosos. Luego llegaron The Shadows, The Beatles …

2 - El arte parece estar presente en todas las facetas de tu vida. ¿Tienes antecedentes en tu familia (Artísticos me refiero jejeeje).

Mi abuela pintaba al óleo y era concertista de piano. Mi padre también ocupó parte de su vida pintando y esculpiendo. Mi madre, su voz, sus pinitos en la Zarzuela amateur. Dos de mis hermanos son pianistas y compositores y yo estoy muy orgulloso de la obra de ambos. Mi hija y su madre son cantantes y compositoras y también me han influenciado enormemente. Siempre con esa suerte de tener al arte trazándome como la vereda incansable a la orilla de un río caudaloso. El arte siempre estuvo  presente en todas las facetas de mi vida.”


3 - Eres oriundo de Santa Cruz de Tenerife y sé que le tienes un gran apego a tu tierra. Desde tu punto de vista, ¿cómo se vive la música desde la isla?

Las Islas Canarias, no me canso de alegrarme por ello, es uno de los lugares de la tierra con mayor densidad de músicos por metro cuadrado. A pesar de esto, y como pasa en tantos otros lugares, desafortunadamente las ayudas serias a la formación y a la divulgación de los músicos y sus músicas nunca ha sido ni por asomo una prioridad del dinero público, que yo considero dinero secuestrado. El gobierno de mi región de origen por años ha dado la espalda a la creación de proyectos importantes. Nunca descubrieron como alimentan la música y las artes los conceptos de felicidad, concordia, cerebro, paz, fraternidad, mundo más justo. Se equivocaron. Hasta que no haya mentes preparadas en mi tierra seguirán eligiendo, entre par e impar, siempre el número perdedor. Sin embargo la sabia naturaleza ha reconducido la situación. Desde hace unos años los canarios aspirantes a músico, a pesar de los esfuerzos económicos que les supone, han optado por salir a buscar su formación en grandes escuelas y conservatorios del país o en el extranjero. La gente de Canarias vive la música con mucha pasión. Ahora mismo hay músicos canarios formidables que, como en otros tantos sitios del planeta, se desesperan por vivir felices mientras se comen el mundo. Estoy muy orgulloso de los músicos de mi lugar africano.

4 -Tu historia con la música, es una historia de desencuentros….cuéntanos un poco, porque a mi me parece una preciosa historia de amor.

Un día, recién cumplidos los nueve años, mi hermano llegó a casa y me dijo: “Hemos hecho un grupo, el sábado ensayamos”. Recuerdo que me gustó mucho y que contesté: “Vale”. Y ese sábado ya estaba golpeando sobre el parche con la cara de Los Beatles estampada de mi caja de plástico. Como si lo hubiera hecho desde nacimiento. Al lado un plato pequeño. Ahora, mirando atrás, me doy cuenta que cada uno nace para ser una cosa en la vida. Yo nací para ser “una batería”. Para poder expresarme en el mundo a través de ese poder. Mi vida ya venía escrita de esa forma. The Lords, Island y luego el estallido definitivo con Samara. Estuve hasta los veinticuatro, año más, años menos, atento a grandes baterías que no paraban de hacerme feliz y curioso contándome historias en las que creía profundamente. Un día oí a Ringo Starr  compartir que para él la batería era “su factor activo de compensación en la vida.” Aunque parezca frívolo, es un hombre muy inteligente.

Pasé por la facultad de derecho, me engañé con la filología inglesa, me fui a Barcelona a estudiar arte en la Escuela Massana. En ningún momento dejé de tocar hasta que llegó el servicio militar: Melilla. Me entregaron a la “sección música”: La orquesta militar. Y entonces se apagó un poco la magia… Perdí la fuerza hasta que al terminar retomé en Madrid mi camino. Antes lo había hecho con Iván Bargas. En Madrid estudié con Enrique Llacer “Regolí” y Juan Pedro Ropero. Los tres fueron importantísimos y muy generosos tatuando mi nivel académico. Al volver a Canarias llegó Arte Moderno, una exquisitez. Y después de esto, una herencia y la posibilidad de irme en 1983 a estudiar a Berklee College of Music, de donde me gradué en la especialidad de Film Scoring (Música para Cine) y Percusión. Tuve el honor de estudiar técnica, estilos y actitud ante la batería con Ed Uribe, Skip Hadden y percusión clásica y láminas con Dean Anderson.

Me graduaron Cum Laude, recibí una beca Fullbright y di un salto a la competencia, al New England Conservatory para estudiar Composición con  Robert Ceely y Robert Cogan. Al volver a España dediqué en exclusiva doce años de mi vida a componer y compartir lo que había aprendido. Sin embargo, fueron doce años en los que toqué la batería –siempre dentro de mí - en contadas ocasiones. En todo este periodo me acompañaron y me enseñaron dos mujeres maravillosas, grandes “músicas” las dos: Bronwyn Evans y Briana Capote. En el 2001 nos instalamos los tres en Barcelona. Entonces la batería se enfadó por mi desprecio. Me cogió por los pelos y me dijo que le tocaba a ella otra vez. Me sentó delante del ordenador y me hizo teclear y teclear compulsivamente. En las pausas hacíamos el amor cada vez con mayor pasión J. De pronto otra vez totalmente entregado a ella y tan feliz como nunca lo había sido.


5 - A mí lo que más me maravilla de ti, son la cantidad de utilísimos métodos y juegos que has creado en torno a la batería. Todo un mundo de posibilidades, de aplicación de lo de siempre pero desde otros prismas, a mi entender, mucho más clarificadores, otra dimensión a la hora de estudiar nuestro instrumento. Me gustaría que nos explicaras lo mejor posible, cómo son esos métodos e incluso nuevos lenguajes.

Tuve la suerte, nada más llegar a Barcelona, de empezar a impartir clases de batería en una escuela grande. Muchos de mis alumnos, de entre cuatro y diez años, no leían la escritura tradicional así que para solucionarlo comencé a crear material basado en imágenes para que comprendieran los ejercicios y ritmos que aparecían en los métodos convencionales. Diseñe una lámina donde iba impresa una rejilla, inicialmente de ocho columnas verticales por cuatro horizontales, donde las primeras representaban la línea de tiempo – las corcheas-  y las segundas los cuatro elementos esenciales de la batería: hi-hat, caja, bombo y hi-hat con pie, en ese orden de arriba a abajo. Así si veían en una columna por ejemplo un hi-hat y un bombo impresos, eso es lo que debían tocar. Una idea simple. El material fue creciendo. Empecé a ordenar las láminas por niveles de dificultad y en nada pude montar un libro que convertí en el primer nivel y que he utilizado con éxito entre mis alumnos más pequeños.

La Editorial Bellaterra se interesó por el sistema y lo publicaron en una edición de mil unidades que ya está agotada. El libro La Batería Básica (2003) es uno de mis tesoros, un libro precioso con dibujos del extraordinario ilustrador Miguel Gallardo. Luego vinieron otros cinco métodos que publiqué con la editorial Trafford Publishing; cada uno dedicado a una disciplina de la métrica y abarcando las características de casi todos los estilos. Los Espacios Contenidos, Mecánica Ternaria, El Código 0073, Enciclopedia de Ritmos de Nuestro Planeta- Tomo 1, Phrasing with Diddles, A Sticking Dictionary. Ese fue el principio, libros llenos de ritmos dibujados. Mientras seguía produciendo nuevos métodos di con la idea de lo que llamé Codificación numérica de los ritmos. Ordené una fórmula, una serie de reglas para comunicar cualquier idea rítmica mediante números. Un lenguaje exacto sin margen de error por el que poder intercambiar ideas, plenamente alternativo a la escritura en uso e instigador de la relajación y la imaginación. Entre tanto nació La B”habla”tería, que, aparte de ser el nombre de uno de mis libros, es también el de un lenguaje original para la transmisión hablada de ideas rítmicas. Ordené los posibles golpes en la batería (simples o simultáneos) y le adjudiqué a cada uno un nombre de una sola sílaba onomatopéyica. Con estas sílabas se construyen palabras rítmicas, frases, discursos. Pensar batería.

He seguido escribiendo libros de entrenamiento: el segundo tomo de Ritmos de Nuestro Planeta, cuatro libros tratando las notas fantasmas, Ghost Notes (2011) y también otros cuatro para ejercitar el pie del bombo,  Fundamental Bass Drum Lines (2010). He creado juegos de mesa y libretas de escritura especiales para los aprendices que yo personalmente utilizo frecuentemente. Pero de todos, mi descubrimiento favorito es el Drummer in a box, masos de cartas de casi todos los estilos. Dentro de una caja hay sesenta y cuatro  cartas que, al barajarlas y desplegarlas en cuatro montones -representando cuatro tiempos-, dan un mínimo de sesenta y cinco mil ritmos diferentes de un mismo estilo. Una caja del tamaño de las de poker de fácil transporte conteniendo el equivalente a cien libros aproximadamente. Perfecto para llevarlo al estudio.

6 - ¿Hasta qué punto influye tu filosofía de vida en tu música? Veo que la filosofía tántrica y el yoga están muy presentes en tu vida…

Yo lo llamo el espíritu. Mi ser auténtico; el que pertenece a los caprichos del todo. Cuando me preguntan si soy batería, me gusta responder que “yo soy una batería” y también “soy música” si es que soy algo. No funciono si no me siento invadido por la relajación y la meditación al tocar. Me convierto, si es así, en una especie de médium a través del cual se materializa la armonía de las situaciones más intensas musicales o de cualquier otro orden. Hago yoga desde que tenía diecisiete años y las técnicas de interrelación del tantra me fascinan. Despertar el eterno fluir del femenino y masculino para vivir cualquier comunicación con la base de círculos de energía sin perdidas de concentración. Tengo que decir que es casi insultante, por lo divino, explicarlo con palabras. Para mí la suerte y “la alegría de ser” pasan por respirar y vivir cada parte de una milésima de segundo. Soy espiritual declarado pero no tengo nada que ver con las religiones.

7 - Son tantas las disciplinas y estilos que practicas, que no sé muy bien como hacerte esta pregunta… no es igual una banda sonora, que una canción en sí, o darle clases a niños que aun experimentado batería, pero tú en cierto modo, pareces conocer todas las vertientes y aún te queda imaginación para seguir creando y creando ¿Cómo lo haces?

Está todo relacionado. Yo pienso que tengo mucha suerte. Sin embargo, me he dado cuenta que me gusta tanto ocupar mi tiempo en hacer tantas cosas diferentes que es imposible que haga una bien del todo. Son aproximaciones. Soy un hombre que se siente bien consigo mismo; esto me facilita pasar  por largos momentos de reflexión, nunca me paro cuando se mete algo en mi cabeza que me parece importante para mi historia. No tengo miedo a morir; me importa no dejar algo de lo que otros se puedan aprovechar.

8 - Sé que también pintas…¿son tuyas las ilustraciones de tus libros?

Casi todas las portadas y contenidos gráficos los he hecho yo, a excepción de La Batería Básica 1 del maestro Gallardo y las portadas de La Batería Básica 2 y la Carpeta de Percusión que las creó la catalana Laura Roig, una magnífica diseñadora gráfica.

9 - Hablemos un poco de tus kits de batería… descríbelos un poco Mandi.

Trabajo con una Pearl Master Custom de arce de 1994. Responde muy bien en cualquier situación. Bombo de 22, caja de 16 y toms de 10,12,14,y 16. Tiene un sonido redondo, cálido y rico tanto en la proyección como en el sonido que me devuelve a mí. El set de platos es un crisol de marcas, Zildjian, Sabian y Paiste aunque también tengo algún Stagg que modifico para conseguir timbres particulares. Para investigar en mi estudio he mezclado diferentes elementos incluyendo instrumentos de percusión con un bombo Sonor de 18 y caja y toms desde 9 a 12. Los platos en esta, dos crash, dos rides, dos chinas y dos splash son todos Zildjian.

10 - Sabemos que tanto a la hora de estudiar, como cuando hacemos un concierto o una grabación, la relajación y serenidad es fundamental. Yo personalmente soy una persona muy tensa y me cuesta horrores el concentrarme y me quedo “tieso” como una estaca cuando toco. Podrías recomendarnos alguna disciplina o ejercicio para paliar este gran problema?

Un artista siempre necesitará un método y una droga. El método, clavado a tierra, lo forman los trucos que cada uno domina; los que aprendemos y hacemos nuestros por medio del estudio. La droga para la universalidad. Ahí lo dejo abierto. A mí me sobra con el oxígeno. Esa es mi droga. Respirar. Suelo hacer series de respiraciones y relajaciones antes de mis conciertos e incluso antes de algunas clases o seminarios. Templa el sistema nervioso, agudiza la motricidad y pone a punto el cerebro. Luego está abandonarse, es decir, confiar en el potencial que resulta de saber de nosotros mismos que somos únicos, irrepetibles y capaces. Cada uno de nosotros lleva una inmensa maravilla en su interior con la que los demás nos alegraríamos al ser partícipes. Nadie debe dudar de lo que es o hace. No hay ni habrá nadie igual por toda la eternidad. Es nuestro deber mostrar esa energía.  Se tú respetuoso y lo que has venido a ser disipará cualquier tendencia nerviosa o de duda. Hay que trabajar los sentidos; somos “sentidores” desde que nacemos hasta el final. Sentir, estudiar, respirar, bailar. Y mirar al público con  ojos cómplices y transmitir con ellos que vas a darlo todo. Luego toca escuchar entregado, no tener conciencia de tus circunstancias. Hay que aprender a relajar la musculatura, practicar.

11 - Para terminar Mandi, quiero que defiendas tu obra… ¿por qué debería usar tus métodos? ¿Qué me pueden aportar?.

Mi obra está dividida en dos partes. La parte gráfica y la escritura silábica, además de la escritura tradicional en segundo plano, y la parte técnica presentada exclusivamente con notación musical. El fundamento principal en la que se basa mi sistema parte de la observación de que un niño en sus primeros años, en aquellos en los que empieza a aprender el lenguaje materno (inglés, maorí, catalán, etc…), lo hace asociando ideas a sonidos, es decir, aprende las palabras, hasta que llega el momento en que lo descubre como un medio natural de comunicación. Sabe lo que es la sed, la sensación que le produce y que es algo transparente con un sabor determinado y un tacto especial que lo calma y que para esto tiene que hacer sonar “agua” a través de su boca. Mucho más tarde aprende a escribirlo o a saber leerlo.

Mis libros de la primera parte aspiran a ser un lenguaje que, igual que sucede con cada idioma, enseñe a hablar, en este caso Batería. Al enseñar a niños de uno a dos años las silabas con paciencia y ellos asociarlas con movimientos musculares concretos (imágenes de golpes en la batería), al llegar a nueve o diez años, pensarán muscularmente ritmos con la misma velocidad cerebral con la que expresan sus ideas por medio de su lenguaje natural. Un proceso lento lleno de sorpresas, pero óptimo, sin vicios de creación o acción. Nueve de mis libros enseñan ampliamente el lenguaje de la batería siendo además libros  de posibilidades. ¿Cuántos patrones con las manos se pueden tocar sobre la línea básica de pies de la Bossa Nova? El Código 0073 expone ordenadamente todas las posibilidades que hay en división binaria. Los Espacios Contenidos al igual que el anterior,  permite millones de combinaciones para los estilos comerciales. Mecánica Ternaria abarca la división en tres de los tiempos. Estos libros están embadurnados de módulos gráficos con sus correspondientes pequeñas frases silábicas para aprender y luego combinar para crear ritmos.

Mis libros hacen posible, en algunos casos, millones de ejemplos diferentes. Algunos, como opción,  van acompañados, como ya te comenté, de mazos de cartas donde individualmente se han estampado cada uno de los módulos del libro. Como ejemplo quiero hacer saber que con la caja más pequeña, con la de sesenta y cuatro cartas, se consigue sesenta y cinco mil líneas únicas de cuatro tiempos. Mi obra está llena de láminas, de sílabas, de dibujos alegres y concisos que facilitan la educación a cualquier edad y ayudan eficazmente a los profesores en la elaboración de sus enseñanzas en el día a día. Libretas de escritura no tradicional a base de imágenes para trazar y un juego de mesa específico sobre la batería para los más pequeños están incluidos en el sistema. Es todo un mundo por explorar en el que yo confío enormemente. Por último, los libros técnicos en los que utilizo la escritura tradicional y desgrano con el método de posibilidades, tratan sobre los “diddles”, las notas fantasmas, sobre la importancia del pie del bombo o sobre la creación de líneas entre las extremidades. Son extensos diccionarios de ejercicios no derivados de la escuela de Chaffee  o Dawson.  Estoy muy satisfecho con el resultado global de mi obra..
 
La obra de  Mandi Capote es vasta y abarca un sinfín de aspectos. En este blog, trataremos de desentrañar todos sus tesoros ocultos y ponerlos a vuestra disposición.
Hemos estado hablando con Mandi, y en breve podréis adquirir parte de su obre a través de aquí o en la tienda online, massbateriamarket.com

Disfruté mucho haciédole esta entrevista. Espero que a vosotrso os transmita las mismas sensaciones que a mí.
Un saludo y nos vemos muy pronto por aqui!!

ingresa aquí tu email:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Que te ha parecido esta entrada? Queremos saber tu opinión, gracias :)